¿Martes 13 es mala suerte? una historia que dice lo contrario

Imagen de roberto_a

Media

Parece un cuento, pero la crónica de hoy es parte de un hecho real. Todos saben que es MARTES 13 y que en varios lugares se dirá el viejo y conocido refrán que ilustra en parte la superstición: “En martes trece, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes”.

Mucha gente, sin embargo, cree que puede ser un día de buena suerte, acaso por algo muy bueno que le haya sucedido algún día de estos en su vida. Este año tendremos tres martes 13: hoy, el mes próximo y en noviembre.

Para Alejandro Altamirano, chofer de colectivo de una empresa de turismo hubo un martes 13 muy especial. Fue en diciembre de 2016.

Por trabajo, había llegado con un contingente hasta la Villa de Merlo, en San Luis. Mientras esperaba a un grupo de turistas que estaba en una fiesta folklórica frente al casino, se cruzó para jugar un ratito a las maquinas del Casino Flamingo.

Entró, miró un poco el panorama y finalmente decidió sentarse frente a la máquina “Lady of Athens”, encomendando su suerte a las diosas griegas. Había apostado unos 300 pesos durante unos diez o quince minutos, cuando de repente: “¡Tin, tin, tin, tin!”. Los ruidos de la felicidad comenzaron a tronar desde la pantalla.

La máquina empezó a pagar: sumaba y sumaba. Demoró un momento en comprender lo sucedido al ver la pantalla que le anunciaba la enorme recompensa, pero en cuanto se percató se llenó de alegría y celebró quienes estaban a su alrededor jugando en las otras maquinitas. Uno de sus primeros impulsos, fue llamar a su señora.

Con el correr de los minutos y con la ansiedad que se merece la ocasión, empezó a llamar al resto de la familia. Luego, el afortunado conductor contó que nadie le creía.

“Le tuve que sacar una foto al ticket relató y enviárselo para que me creyeran. Los desperté a todos, a mis viejos, a mis hermanos. A todos. A la mañana me volvieron a llamar, porque no lo podían creer. No tengo idea de lo que pasó, todavía no caigo. Estábamos ahorrando para comprar un auto. Ahora lo tenemos solucionado. Trabajo con mi familia en la empresa y lo vamos a invertir, vamos a comprar una nueva unidad, me parece. Es como si alguien hubiera sabido que necesitábamos la plata”.

Los encargados de la sala de juegos de casino le dijeron a Alejandro que debía volver al día siguiente porque ahí no tenían la plata, lógico. Así fue. El miércoles 14 cobró el premio de más de medio millón de pesos y lo depositó en el banco. Nunca, pero nunca, este suertudo chofer olvidará el martes 13 de diciembre de 2016 y menos aún, el momento en el que vio cómo coincidían los dibujos en la pantalla y se multiplicaban en la “Lady of Athens”, inspirada en la antigua Grecia.

Rate this article: 
Sin votos (todavía)