Juez dejó en libertad a Puigdemont y sus exconsejeros en Bruselas

Imagen de roberto_a

Media

El ex presidente catalán Carles Puigdemont y cuatro de sus ex consejeros quedaron este domingo en libertad vigilada hasta que la Justicia belga decida si deben ser entregados a España, donde son investigados por varios presuntos delitos relacionados con el desafío indpendentista de la región. 

Así lo adelantó por la noche Gonzalo Boye, abogado de parte de los ex consejeros, en una entrevista con el canal español La Sexta citada por la agencia local Europa Press. Los cinco deben permanecer en Bélgica hasta que se resuelva la orden de detención enviada por España y acudir al tribunal cada vez que se los requiera. La noticia no fue comunicada aún de forma oficial por la fiscalía. 

Puigdemont y sus cuatro ex colaboradores se habían entregado esta mañana a la policía federal en Bruselas después de que la Justicia española emitiera el viernes una orden europea de detención, tras lo cual fueron interrogados durante unas cinco horas por un juez de instrucción que decidió finalmente su libertad vigilada. 

A partir de ahora, la Justicia belga tiene 15 días para decidir en primera instancia si los entrega a España. En caso de que haya apelaciones, el procedimiento puede extenderse hasta 45 días, según la legislación belga, aunque la europea permite ampliar el plazo a 90 días en casos excepcionales. 

Puigdemont y todo su gabinete son investigados por diversos delitos, incluidos sedición, rebelión y malversación, vinculados al proceso independentista que culminó con el Parlamento catalán aprobando el 27 de octubre una resolución para crear una república soberana. La rebelión está castigada en España con hasta 30 años de cárcel. 

El exvicejefe del Ejecutivo regional Oriol Junqueras y otros siete exconsejeros (ministros regionales) quedaron detenidos el jueves tras declarar en la Audiencia Nacional en Madrid. Un noveno ex consejero, Santi Vila, fue el único que quedó en libertad tras pagar una fianza. 

También Puigdemont y otros cuatro consejeros que se trasladaron con él a Bélgica hace una semana estaban citados a declarar en Madrid, pero eludieron la cita argumentando que afrontaban un "juicio político" dictado por el Gobierno español de Mariano Rajoy. 

Ante esa ausencia, la juez Carmen Lamela de la Audiencia Nacional emitió la noche del viernes la euroorden de detención. Puigdemont adelantó el sábado que estaba dispuesto a colaborar con la Justicia.

Antes de que se presentara a la Justicia, el PDeCAT, partido de Carles Puigdemont, aprobó que el expresidente del Gobierno catalán sea el primer candidato en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre al frente de una lista única formada por todas las fuerzas independentistas. 

"Queremos que el presidente Puigdemont siga siendo la persona que lidera una gran lista de país el próximo 21-D", dijo la coordinadora general del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), Marta Pascal, durante el consejo nacional de la formación en Barcelona. 

Pascal pidió que el PDeCAT acuda a los comicios en una lista común con las otras fuerzas que impulsan la independencia, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y la antisistema Candidatura de Unidad Popular (CUP). 

"No seremos nosotros los que pongamos trabas a la lista única", señaló Pascal distanciándose así de ERC, que condicionó este sábado la posibilidad de una lista común a que la integren todas las fuerzas independentistas. 

Puigdemont se trasladó a Bélgica hace una semana después de que el Ejecutivo central de Mariano Rajoy destituyera al "Govern", interviniera la autonomía de Cataluña y convocara las elecciones para frenar el plan independentista. 

El viernes, la Justicia española emitió una orden europea de captura contra Puigdemont y cuatro exconsejeros que lo acompañan por presuntos delitos vinculados al proceso soberanista.

Rate this article: 
Sin votos (todavía)